fbpx

Llegó el Otoño. ¿Qué hago con mi piscina?

Consejos de mantenimiento de la piscina en invierno

Conservar el agua durante la temporada fría tiene muchas ventajas: el mantenimiento del sistema de bombeo, la protección de la estructura de la pileta y, el más importante, el cuidado del agua para evitar su desechado.

Parece agotador e innecesario, pero la realidad indica que limpiar la pileta durante el invierno no sólo evitará varios días de puesta a punto al inicio del verano, sino que además ayudará a ahorrar dinero y a cuidar un recurso escaso como el agua. Si dejamos que el agua se ponga verde, se transforma en una trampa para insectos, ranas, babosas y murciélagos. Y si a esto sumamos las hojas y la tierra, la pileta se transforma en un foco de infección.

¿Cómo mantenemos la pileta de manera sencilla?

1) Controlar los sistemas de filtrado. Comprobar que estén en buen estado para poder trabajar durante el invierno.

2) Aplicar un tratamiento desinfectante de cloro y alguicida al menos dos veces en todo el invierno. Existen las famosas pastillas tres en uno, que contienen cloro, alguicida y decantador, y su buen uso ayuda incluso a invertir menos tiempo en este paso.

3) El pH del agua debe estar siempre entre 7,2 y 7,6 para evitar que se ponga turbia y aparezcan algas.

4) Colocar cobertores. Hay de varios tipos, y evitan la caída de hojas e insectos, pero también el congelamiento del agua. Si la piscina no tiene cobertor, es importante recoger las hojas de la superficie de manera regular para evitar que el agua se ensucie o que terminen en los mecanismos de la bomba.

5) Pasar el limpia fondo una vez cada 15 días y filtrar el agua al menos una vez por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *